Whiplash

whiplash

Del director Damien Chazelle ‘Whiplash’ es pura adrenalina y tensión, esa una película sobre músicos de jazz que, en realidad, parece a veces más un thriller. J.K. Simmons se llevó un merecido Oscar al mejor actor secundario por su tiránico director de orquesta, alguien que maltrata psicológica, y a veces hasta físicamente, a sus pupilos para sacar lo mejor de ellos, y en cuyas manos se pone Andrew, un estudiante de batería que sueña con ser el mejor batería de jazz de todos los tiempos. Sí, Andrew es una víctima de los métodos de Fletcher, pero él también lleva dentro su pequeño tirano en su búsqueda de la excelencia. Las escenas musicales y, en especial, el último concierto son todo un espectáculo, y el duelo interpretativo entre Simmons y Miles Teller, de altura.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*